Las claves para ganar dinero con apuestas combinadas

¿Cómo se gana dinero con las apuestas combinadas? ¿Hay algún truco para hacer buenas combinadas? Muchos apostadores nos preguntan con frecuencia si las famosas apuestas combinadas son una oportunidad de ganar más, o más bien una trampa mortal para novatos. Las casas de apuestas hacen promociones especiales para animar a los jugadores a hacer este tipo de apuestas y todos hemos oído uno o varios casos de tipos que se han forrado con combinadas. Son como un canto de sirena que te atrae y al mismo tiempo da miedo.

Las apuestas combinadas o parlay (como se conocen en inglés) pueden ser muy buena idea o un desastre, según quién las haga, cómo las haga y a qué las haga. Como ya sabrás, una apuesta combinada incluye varias apuestas en un mismo boleto y puede ser una combinada sencilla -de varias selecciones en las que apuestas a un mercado de forma simple- o tratarse de una combinada de sistema -como las Lucky, Trixies, Patent, etc-,  en la que se juega con varias posibilidades dentro de cada selección, al combinarse con las otras. Hoy hablaremos de las apuestas combinadas simples y lo que debes saber a la hora de hacerlas.

Una apuesta combinada simple tiene la ventaja de que las cuotas de los eventos que elijas combinar, se multiplican para dar la cuota final de tu apuesta, lo que ciertamente las eleva de forma muy interesante pero ojo: para cobrar esa cuota deberás acertar todas y cada una de las selecciones sin excepción. Si fallas cualquiera de ellas, toda la combinada se cae. A la hora de hacer combinadas, conviene recordar una serie de cosas que vamos a repasar para que puedas ponerlas en práctica y empezar a hacer combinadas sencillas para ver qué tal se te da.

¿Te gustan las apuestas combinadas? 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)

Cargando...

Claves para hacer apuestas combinadas

 

  • Aprovecha bonos y ofertas

Aunque pueda parecer una estupidez, lo primero para hacer buenas combinadas, apuestas simples, cruzadas, de sistema o cualquier otro pronóstico que se te ocurra es entrenar: y si es con dinero ajeno, mejor. Por eso, es importante que si tienes saldo de bono o apuestas gratis en tus casas de apuestas de referencia, aproveches y lo uses para hacer apuestas combinadas, empezando despacio y probando qué tal se te da, para ir subiendo el pistón poco a poco. También puedes buscar una nueva casa que te apetezca probar y registrarte, aprovechando su bono para hacer tus pruebas de combinadas. Como ya sabrás, el 99% de las casas de apuestas de mercado ofrecen a los nuevos clientes bonos de bienvenida, algunos con saldos gratuitos muy generosos con tu primer ingreso.

  • Apuesta a mercados conocidos

Para hacer bien cualquier tipo de apuesta, es importante que apuestes a aquello que conoces. Si lo tuyo es el tenis, lo lógico es que apuestes a este deporte y, dentro de él, al mercado que mejor se te de. Es decir, deberías elegir tus combinadas en función de lo que más éxito te haya reportado en tus apuestas simples: si tu área de expertise son los goles en los partidos de fútbol, haz combinadas con eso. Lógicamente, cuanto más sepas sobre un deporte y mercado, más oportunidades tendrás de acertar tus combinadas.

  • Empieza con prudencia

Algunos jugadores creen que para hacer una combinada hay que hacer apuestas con cinco, seis, diez selecciones… se ponen a elegir mercados y se vuelven locos. Apliquemos la lógica: con dos selecciones ya tienes una combinada y debemos recordar que más selecciones menos probabilidades de acertar. O sea, que no solo no hace falta hacer siete selecciones sino que, de hecho, no es nada recomendable. No solo para apostadores novatos, también para apostadores expertos, como norma general no deberías apostar a más de cinco o seis selecciones, porque a partir de ese número de apuestas, las probabilidades de que aciertes todos tus pronósticos se reducen considerablemente hasta casi porcentajes ridículos. Así pues, recuerda: si te interesa hacer combinadas, no hagas más de cinco o seis selecciones -menos si estás empezando-. Si lo que buscas es pegar un buen pelotazo, puedes hacer muchas selecciones con cuotas altas, pero tan probable que aciertes como que ganes el Euromillones.

  • Elige bien tus cuotas

Una de las claves para hacer buenas combinadas son las cuotas: si en las apuestas simples son importantes, las cuotas en las combinadas se tornar un aspecto clave. Como ya sabes, cuanto más se acerca una cuota al 1, peor es, y una cuota inferior a 1.50 no suelen considerarse rentable. Por otro lado, una cuota muy elevada implica que la probabilidad de que se produzca ese resultado es muy pequeña. Una cuota a partir de 12.0 o 14.0 es mala. De hecho, por si no lo sabías, las cuotas son en realidad siempre más altas y más bajas de lo que indican sus dígitos. Esto significa que si un resultado tiene una cuota real de 1.9 frente al resultado opuesto, menos probable y cuya cuota será más alta, las casas suelen ofrecer digamos una cuota de 1.5 porque el grueso de los apostadores apostará al resultado más probable frente a su opuesto. Al contrario ocurre lo mismo: si un evento tiene una probabilidad de ocurrir que arroja una cuota 16, la casa ofrecerá 12, porque siempre hay quien apuesta a que se producirá el resultado menos probable para ver si dan un buen pelotazo. De este modo, la casa se protege frente a la posibilidad de que muchos escojan esa cuota alta, se produzca ese resultado y eso les reporte pérdidas.

Así pues, la recomendación general es que escojas para tus combinadas eventos con cuotas entre 1.50 y 4.5. Si todas tus selecciones tienen cuotas muy pequeñas, las ganancias serás pequeñas, aunque ya sabes que las cuotas de las combinadas se multiplican. Pero si eliges cuotas muy altas, las probabilidades de que todos esos eventos se produzcan es muy pequeña, por lo que aunque la cuota de tu apuesta -y sus posibles ganancias- sea muy alta, es muy improbable que la ganes.

 

  • Controla la inversión

  • Mantente informado

  • Apuesta en corto

4. Cantidades apostadas y separación del banking

Una táctica muy inteligente y que suele dar muy buenos resultados es la denominada banking o gestión del banking. Se trata de separar las cantidades que destinas a apostar en apuestas simples de las cantidades que pondrás en apuestas combinadas. Nosotros hemos llevado este sistema al extremo y hacemos nuestras apuestas simples en una casa de apuestas y las múltiples en otra. De esto modo, siempre sabemos cuáles son nuestros resultados en ambos tipos de apuestas, porque siempre las hacemos en la misma casa, en la que no hacemos ningún otro tipo de apuestas. Creednos es una forma rápida y fácil de perder el control sobre tus apuestas -dinero gastado, rendimiento, etc.- mezclarlo todo y hacer todo tipo de apuestas en varias casas, sin llevar un recuento de tus gastos, tipos de apuestas y resultado, no es buena idea.

Dentro de esta estrategia de banking en combinadas, lo que hacemos es apostar de forma inversamente proporcional: a mayor número de selecciones, menor inversión de dinero, es decir, menor % de nuestro banking. Específicamente, calculamos la inversión así:

2 apuestas combinadas = 5% de nuestro banking.

3 apuestas combinadas = 4% de nuestro banking.

4 apuestas combinadas = 3% de nuestro banking.

5 apuestas combinadas = 2% de nuestro banking.

6 apuestas combinadas = 1% de nuestro banking porque, como te contamos más arriba, no deberíamos hace más de cuatro o cinco selecciones en una apuesta combinada.

La estrategia de banking -a más selecciones, menos inversión- estipula que, si tenemos 100€ en total y hacemos una combinada de 5 selecciones, deberemos apostar 2€ totales a esa combinada.

 

6. No hagas combinadas a largo plazo

Las combinadas tienen sus complicaciones para poder ganar dinero con ellas: si en nuestras selecciones de combis encima añadimos apuestas a largo plazo la cosa se pone muy fea. Debemos intentar minimizar los riesgos en nuestras combinadas y el factor tiempo es un factor de riesgo, así que intenta que los encuentros contenidos en tus combis no vayan a retrasarse más de un par de días. Es decir, no hagas combinadas a más de dos días vista. 

Ejemplo, apuestas a una combinada en Primera División española, selecciona partidos del sábado y el domingo, la apuesta combinada la haría como pronto el jueves, y a poder ser el viernes.

7. Atento a los tiempos, detalles, otras competiciones, etc

Si prestas atención, te darás cuenta de que, en ocasiones, mientras nosotros estamos apostando a un partido, muchos jugadores comienzan a apostar a otro encuentro. ¿Qué está pasando? Supongamos que un equipo tiene ganada La Liga y le queda un solo partido por disputar. Obviamente, la motivación y los incentivos de los jugadores no serán enormes, porque ya lo tienen hecho. Podría ser que la casa no haya reaccionado a tiempo y las cuotas para ese encuentro no reflejen esa situación, por lo que debemos aprovecharlo para incluirlo en nuestra combinada. Otro ejemplo: la próxima semana hay un final de una competición importante y los jugadores de un equipo están más en esa final que en su partido… lo mismo. Todos estos ‘detalles’ son información a la que puedes sacar partido a la hora de hacer tus apuestas combinadas.

En resumen, para apostar en apuestas combinadas con cierto éxito deberías apostar a deportes y competiciones que conozcas bien, estando atento a todos los detalles no sólo de los partidos en los que apuestas, sino de otros que te puedan influir y hacer combinadas de cuatro o cinco selecciones como máximo con cuotas entre 1.50 y 4.50, separando tu banking de combis y aprovechando las promociones disponibles.