Cómo hacer buenas apuestas a córners

¿Cómo puedo hacer buenas apuestas a córners? ¿Es un mercado amañado como dicen? ¿Se puede hacer dinero apostando a córners?

Si eres un apostador deportivo en busca de nuevos horizontes que te saquen de la rutina del ‘Ganador’ del partido, las apuestas a córners son uno de los mercados más de moda últimamente. Nosotros siempre recomendamos -para hacer buenas apuestas- salirse de los caminos más trillados, por donde transita todo el mundo, y apostar a deportes, ligas o mercados menos habituales. Este podría ser uno de ellos, aunque en los últimos tiempos se ha convertido en un mercado que ya mueve muchísimo dinero y que ya cuenta con auténticos especialistas.

Adivinar cuántos saques de esquina tendrá un partido es casi más divertido que adivinar los goles. Como ya sabrás, no sólo se puede apostar al total de córners, sino también a cuántos se producirán en cada tiempo, en los primeros minutos, qué equipo será el que saque más cantidad de ellos… hay un montón de opciones dentro de este único mercado de los saques de esquina.

También es un mercado con bastante leyenda negra, del que se dice que en las divisiones inferiores se trata de una práctica más que habitual amañar los partidos para ganar apuestas a estos mercados. Ha habido gente de dentro que lo ha contado en los medios con pelos, señales y nombres y apellidos… Como siempre y en todas partes hay gente sin ética y sin escrúpulos que aprovecha cualquier oportunidad para sacar tajada de lo que sea.

Pero sigamos aprendiendo cómo hacer apuestas a córners y hacerlas bien.

Cómo hacer bien las apuestas a córners: factores a tener en cuenta y estrategias

Lo primero para hacer buenas apuestas a córners es, como siempre os decimos, especializarse. Conocer muy bien el equipo o equipos por los que apuestas y cómo funciona este mercado. Hay que saber quién juega y por qué, cómo son sus estrategias defensivas y ofensivas, cómo va la competición en la que juegan… cuanto más sepas, mejor.

Además, hay otros factores que pueden influir mucho en el número de córners de un partido:

  • La necesidad de uno de los dos equipos de marcar o ganar: bien para entrar en una competición o para no quedar eliminado de ella, bien para conseguir puntos clave… el equipo que necesita ganar, irá a por todas, por lo que es probable que se produzcan muchos córners porque buscarán mucho la puerta. Si la alineación de un equipo es ofensiva, tira hacia arriba, habrá más córners.
  • La igualdad entre los dos equipos: es muy distinto si hay mucha diferencia entre ambos o muy poca. Cuanto más similares los contendientes, menos córners suele haber en un partido. Si un equipo es muy superior, la lógica dice que llegará más a puerta y, por tanto, habrá más córners.
  • El estado del campo: no es lo mismo un césped radiante que un campo de barro. En malas condiciones suelen producirse más córners porque generalmente habrá muchos más balones al área y se producirán más saques de esquina. Sin embargo, un mal clima -que llueva a cántaros-, puede provocar exactamente lo contrario, que no se llegue tanto al área contraria.
  • Temas ‘personales’: puede parecer absurdo, pero en partidos donde un jugador debuta contra un ex entrenador o donde hay jugadores con rencillas personales se pueden dar más córners.

Ahondando en dos de los puntos anteriores, concretamente los dos primeros sobre la necesidad de ganar y el equilibro entre los equipos rivales, hay una serie de estrategias que puedes estudiar para hacer tus apuestas a córners y que, bien realizadas, podrán ayudarte a hacer tus apuestas mucho mejor. Veamos de qué se trata:

  • Los equipos no son similares, pero el favorito necesita ganar: en estos casos en que hay una diferencia notable entre los equipos pero el mejor de los dos ‘necesita’ ganar por alguna razón, las casas de apuestas nos ofrecerán cuotas muy bajas para el favorito, seguramente cuotas entre 1.01 y 1.15, a las que realmente no merece la pena apostar porque no ganas nada. Sin embargo, el mercado de córners puede darnos alegrías en estos casos, porque si el favorito necesita ganar, buscará denodadamente la puerta y, de este modo, es casi seguro que se producirán muchos saques de esquina, es decir, la estrategia sería apostar a ‘over corner’. 
  • Los equipos son similares pero no necesitan ganar: cuando dos equipos están nivelados y no se juegan nada ni se quieren cansar, un empate sirve. En estos casos, es casi seguro que los córners serán escasos. Apuesta por ‘under corner’.
  • El favorito va perdiendo: en esos partidos en que el claro favorito se ha despistado y ha encajado uno o más goles en los primeros minutos, lo normal es que se pongan las pilas y lo den todo para llegar a puerta, con lo cual habrá más córners, pero debes hacerlo rápido porque lo más probable es que la casa de apuestas mueva la cuota. Eso sí, recuerda que todo es relativo, siempre debes considerar todos los demás condicionantes que mencionábamos antes, porque veces ocurren cosas como un 4-0 Athletic-Barça…
  • Combinadas en córners: otra de las estrategias que se pueden usar para apostar a córners es hacer combinadas para aumentar la máximo los beneficios. Eso sí, en estos casos hay que haber estudiado muy bien los partidos y tener claro cuál es el contexto, pero si encontramos dos o tres de las anteriores situaciones y podemos hacer una combi de dos o tres partidos, nuestra apuesta puede aumentar notablemente sus beneficios.

Errores al hacer apuestas a córner… y cómo evitarlos

Vamos a repasar algunos de los errores más comunes que muchos jugadores cometen al hacer apuestas a córners. Se trata de fallos que pueden ser fácilmente evitables si sabes un par de cosas que hay que tener en cuenta.

Usar las medias de las casas

En la mayoría de las casas de apuestas, los pronósticos a córners vienen en la forma de ‘over corners’ y ‘under corner’ y en cada caso un número, lo que significa que vamos a apostar a cuántos córners se van a producir en el partido. Pero no es tan sencillo como apostar a que va ha haber tres córners o siete. Las casas de apuestas ofrecen los mercados de córners expresados en formato decimal, no entero. Se trata de una cifra que calculan haciendo una media de los córners a favor de cada equipo en sus últimos partidos, en general entre cuatro y seis partidos, más o menos. Veamos un ejemplo:

Digamos que tu equipo favorito ha tenido 6, 9, 4, 8 y 6 córners a favor en sus últimos cinco partidos. Eso hace una media de 6.6 córners por partido. En este caso, lo habitual sería que las casas te ofrezcan córners de +6.3 y -6.3 para over y under, con cuotas de 1.9 y 1.8 respectivamente, por ejemplo. Lo que harían casi todos los jugadores sería apostar a +6.3 a cuota 1.9 porque de entrada parece que, dado que la media de nuestro equipo es mayor que esa y la cuota es mejor, es lo lógico.

Sin embargo, esta es una mala opción, pero es la que la casa de apuestas quiere que elijas. Pero si miras con más detenimiento, verás que tu equipo sólo tuvo más de seis córners en dos de sus cinco partidos… eso es el 40% de las veces, frente al 60% las veces en que los córners fueron 6 o menos. Como ves, el cuento cambia mucho ahora. Por eso es muy importante que uses las estadísticas para hacerte una idea más amplia de cuál sería en realidad la cuota correcta a elegir.

La clave es, además, separar los córners como anfitrión de los córners cómo visitante y, seguramente, apreciarás que existe una tendencia a sacar más córners en casa que fuera, por la presencia de los aficionados locales.

Usar estadísticas ajenas

No es que esto sea un error exactamente, pero como el profesor Aaron Levenstein dijo una vez, “las estadísticas son como los bikinis: lo que muestran es sugerente, pero lo que esconden es vital”. Es decir, que hay que mirar bien lo que esconden… Por eso, como punto de partida, las estadísticas de las casas o de los periódicos deportivos pueden estar muy bien, pero si quieres dedicarte a esto en serio, deberías llevar tus propias estadísticas con anotaciones que, aunque quizá al principio te puedan parecer ‘anecdóticas’, pueden llegar a darte valiosa información y dibujar, a medio y largo plazo, tendencias que podrían llegar a ayudarte mucho en tus apuestas y que las estadísticas públicas no reflejan.

 Hasta aquí, nuestros consejos para apostar a córners. Prueba el mercado y, si te gusta el fútbol y sabes bastante, seguramente será un mercado que te enganchará.