Cómo sacar tu dinero de Circus a la primera

“Ingresar dinero es fácil. Lo difícil es sacarlo”. Seguro que has oído expresiones similares a éstas cuando has querido darte de baja en algún servicio, cambiar de operadora de teléfono o de entidad bancaria. Datos que cuando abriste tu cuenta carecían de importancia resultan ahora vitales y su comprobación depende documentos oficiales, copias compulsadas o burofaxes. No te vamos a engañar; con las casas de apuestas a veces también pasa. Por eso, para evitar que poder disfrutar por fin de tus ganancias no se convierta en un pequeño calvario, en este reportaje vamos a explicarte las claves para poder realizar el proceso en Circus.

Vamos a empezar por lo fundamental, despejar cualquier duda sobre su fiabilidad. Circus es un casino online con más de 20 años de experiencia en su país de origen, Bélgica. En España, el primer mercado que escogió para su expansión internacional, opera desde hace un par de años. Aunque su negocio inicial eran los juegos clásicos de casino, con el tiempo no sólo ha ido sumando variantes como tragaperras o vídeobingos, sino que también se ha posicionado en el segmento de las apuestas deportivas, en el que ofrecen la posibilidad de jugar en eventos de hasta 25 disciplinas deportivas. Todas estas referencias están bien, nos sitúan un poco, pero para lo que nos interesa lo fundamental es que su matriz, Eurobox, cuenta con licencia de la Dirección General de Ordenación del Juego, de modo que te ofrece todas las garantías legales tanto en la seguridad de tus depósitos como de tus datos personales y que estás libre de cualquier estafa.

 

Saldo disponible en Circus

Respecto al proceso para sacar el dinero, al contrario de lo que ocurre con otras casas de apuestas, Circus permite que dejes tu cuenta casi a cero en una única operación, si así lo deseas. Decimos ‘casi’, porque las retiradas se realizan a partir de un euro. Pero ese es el único límite, ya que puedes solicitar el pago de todo lo depositado de una sola vez siempre y cuando, eso sí, se trate de saldo real y no de saldo de juego, dos cosas que hay que diferenciar bien porque si sueles participar en las promociones de la casa de apuestas puede haber una diferencia considerable entre uno y otro.

Desde el momento en que te inscribes tu perfil tiene dos saldos: el real y el de juego. Ambas son visibles en la pestaña ‘mi dinero’. Si no aceptas ningún bono (que nunca son obligatorios), el importe reflejado en ambos será el mismo, pero si te han entregado algún bono habrá diferencia entre uno y otro. El primero, el saldo real, lo puedes retirar cuando quieras. Es, por decirlo de alguna manera, dinero contante y sonante y únicamente procede de los depósitos que has realizado y las ganancias que hayas logrado apostándolos. En cambio, el saldo de juego suma a ese dinero real (tuyo y sólo tuyo) el procedente de los bonos y promociones que aún no es canjeable. Y aquí es donde suele estar el lío; cómo hacer que esos euros logrados por algún tipo de promoción sean también contantes y sonantes.

Playthrough, los rollover de Circus

Cada casa de apuestas tiene sus propias condiciones, casi siempre vinculadas a un rollover. Es decir, que la posibilidad de convertir el bono en dinero real viene determinada por la cantidad de veces que debes apostar fondos propios hasta sumar la cantidad a la ofrecida en el bono. Un ejemplo. Circus ofrece un bono de bienvenida de 100 euros a sus nuevos usuarios que, hasta cien euros, dobla el saldo del primer depósito realizado. Fenomenal, ¿verdad? Sí, siempre que leas atentamente los términos y condiciones de la oferta y asumas que para poder cobrarlo deberás jugar al menos 30 veces ese valor. Es decir, que si ingresas 50 euros ellos te darán un bono por otros 50 que verás convertido en saldo real cuando hayas apostado 1.500 euros. Si apuras la oferta y depositas cien euros o más te darán un bono valorado en cien que no liberarás hasta haber jugado 3.000. En Circus a este rollover lo denominan playthrough, pero funciona exactamente igual.

En la actualidad, Circus ofrece junto a este bono de bienvenida otro bono de 5 euros que no requiere realizar ningún depósito y te permite familiarizarte con la plataforma sin poner ni un céntimo propio en juego. Recuerda, además, que si te das de alta desde ApuestasFree y tu primer depósito es de al menos 50 euros, recibirás también un cupón cashback de diez euros. 

Medios de pago en Circus

Una vez que hayas confirmado que puedes sacar la cantidad que quieres (que la tienes en el saldo real y no sólo en el de juego) deberás ir a la opción ‘cajero’ (dentro de ‘mi dinero’) y dentro de ésta, a la de ‘hacer un retiro’. Resulta llamativo que Circus únicamente realice estos pagos a través de transferencia bancaria, pero así es, de modo que lo primero que deberás facilitarle es el número IBAN (International Bank Account Number) de tu cuenta y el código BIC (Bank Identifier Code) de tu entidad bancaria. Además, deberás enviar un escaneo o fotografía digital de tu DNI  y de la primera página de la libreta de ahorro o de algún extracto en que figuren todos los datos bancarios de la cuenta donde quieres hacer el ingreso. Ni que decir tiene que el titular de esa cuenta deberá ser el mismo que el de la cuenta de usuario de Circus.

¿Y cuánto tarda Circus en pagar? Pues el sistema de transferencias ya implica que los cobros no se realizan antes de tres días, a los que deberás sumar entre uno y tres más que Circus precisa para hacer una serie de comprobaciones. De hecho, en su web señalan que “si has hecho tu retiro hace menos de 10 días, por favor espera unos días más y revisa tus cargos bancarios”. Las cosas de palacio…

Primero se asegurará de que eres ‘legal’, es decir que no detectan ningún indicio de trampa o fraude en tu historial. Después comprobarán que tampoco se haya producido ningún “error del software o error humano que haya podido atribuir una ganancia o pérdida injustificadas a un jugador”. Por último, verificarán todos tus datos. Y como este es el único punto en que puedes colaborar un poco por agilizar el proceso, no está de más que te asegures de que toda la información que consta en tu perfil está debidamente actualizada y que todos los campos está correctamente escritos, ¡que no echen atrás la solicitud por una errata, por favor!